jueves, 13 de diciembre de 2007

Mi primera entrada...

¡Qué nervios! mi primera entrada... quien me lo iba a decir a mí: doña "yo no sabría nunca que poner en un blog". El caso es que hace unos días me empecé a aficionar a este mundillo y me dije a mi misma ('mu' egocéntricamente) "¡pues yo me quiero subir al barco!" y aquí me hallo.

Antes de nada os pongo al día y me presento: soy una jovenzuela apenas recién licenciada que trabaja como economista de palo. Si, "de palo"... os aseguro que cuando era pequeña y me preguntaban qué quería ser de mayor nunca contestaba "poz cladamente economizta, ni aztronauta, ni bailadina, ni cantante: YO ECONOMIZTA".
En realidad yo quería ser periodista, también se me pasó por la cabeza lo de locutora de radio, presentadora de la tele, publicista, relaciones públicas, profesora... pero menuda puntería la mía que voy a dar con una de las pocas cosas que no estaban en mi laaaarga lista de preferencias.Muchos os preguntareis a que se debe tal infortunio, como puede ser que dedicase 6 años de mi vida a estudiar algo que no me interesaba, saltamontes ¿eres masoca?: es un misterio que ni Iker Jiménez puede resolver... pero la verdad es que hoy por hoy no me arrepiento de lo que he hecho. Por fin puedo decirlo: empieza a gustarme lo que hago, y creo que lo puedo hacer bien. Y siempre habrá tiempo de seguir estudiando y de abrirme camino en lo que quiera. Querer es poder. De momento me quedo aquí y mañana ya veremos.

Vivo en Madrid, la ciudad fantasma. ¿Por qué fantasma? pues porque cuando te alejas un poco de ella y la miras... ¡desaparece! Se esconde bajo una nube entre negruzca y marrón que algunos llaman contaminación y yo prefiero llamar "aura".

Soy muy abierta, me gusta conocer gente y ver a mis amigos. Aunque también es cierto que necesito mis momentos de soledad, soy contradictoriamente sociable e independiente. Me gusta leer, viajar, irme de cañas con mi gente, las buenas conversaciones... y sobretodo reírme. También me gusta mucho aprender, soy observadora, aprendo mucho de la gente que me rodea: de ahí lo de "pequeña saltamontes"

9 comentarios:

Mariano Zurdo dijo...

Pues bienvenida a esta locura bloguera.
Me gusta tu nick y la explicación que has dado de él. Curiosamente tengo una amiga a la que empecé a llamar así por razones parecidas.
Me a gusto lo del aura de Madrid, porque ya que tenemos que vivir su contaminación, al menos redecorémosla.
Besitos/azos

Mart@ dijo...

Jeje muchas gracias zurdo, me ha hecho mucha ilusión tu comentario

Clandestino dijo...

Yo también te doy la bienvenida, claro que sí, faltaría más.

Gracias por tu visita.

El Hidalgo Informático dijo...

Bienvenida a la blogosfera! Así me gusta! Que tengo yo que ponerme al día en ciertos temas... jajaja.

vitruvia dijo...

Vamos a ver cómo te lo cuento....hay pequeñas coincidencias que me hacen ya muy grato el primer encuentro con tu blog. A saber: 1- el último párrafo de esta primera entrada me describe perfectamente, jajajajaj, ¿quien eres?, ¿mi otro yo? ¡¡confiesa!! (ah, no, mi otro yo es Estilográfic, ¿cuantos yos puede tener uno?, bueno, dejémoslo, que me pierdo), y 2-empezaste.........¡¡el día de mi santo!!, jajajaja, y yo en mi blog, de juerga, sin enterarme de tamaño acontecimiento... Ainssss, menos mal que ya he llegado, jajaja.
Un beso Pequeña saltamontes, bienvenida.

Carlos Añejo dijo...

¿Ciudad fantasma?... Me gusta... Me gusta mucho esta definición. Aunque ahora con las cuatro torres asomando sobre la polución es menos fantasma...

Suerte con el blog, aunque sea con retraso.

Saludos

JGVA dijo...

Suerte también de mi parte!
Yo ya llevo dos años publicando diariamente un blog...
Y llevo un año sobreviviendo en tu ciudad fantasma. Para mi es la ciudad sin mar, pues al ser de Mallorca y haber vivido más de media vida en Barcelona... El mar me falta.

Yo de pequeño también quise ser muchas cosas, y todas ellas creativas. Queria ser pintor, poeta, queria fundar un refugio para animales abandonados y/o heridos... Y sobretodo quería ser inventor (vaya rabia cuando me enteré que no existía una carrera para eso en la universidad)... Bueno al final uno acaba trabajando de consultor, viviendo en una 'ciudad fantasma'...

Bueno, no me enrollo, suerte! (Con retraso) y ánimo!

fernando dijo...

Te acabo de añadir a los links de mi blog. Así, seguimos en contacto. Me gusta tu blog. Besos

Anónimo dijo...

hace falta ser subnormal para trabajar en algo que no te llena, pero muy subnormal